Comienzan las intervenciones arqueológicas para localizar los restos del héroe irlandés Hugh O'Donnell

|

Excavacion


La Concejalía de Cultura y Turismo del Ayuntamiento de Valladolid ha puesto en marcha las catas arqueológicas para localizar la capilla ‘Maravillas’ del desaparecido convento de San Francisco. El proyecto aprovecha las obras de peatonalización de la calle Constitución que se comenzaron esta semana y que se alargarán hasta finales de agosto.


La primera fase de la intervención, que durará unos quince días, se reservará a la búsqueda de la capilla.


Se cree que el penúltimo rey de Irlanda, Hugh O’Donnell, fallecido en Simancas en 1602, fue enterrado en este espacio, donde también pudo recibir sepultura Cristóbal Colón en 1506.  


La localización de los restos del héroe irlandés y del primer enterramiento del descubridor de América supondría un importante hallazgo desde una perspectiva histórica, pero también para la difusión de la ciudad en España y en el extranjero.


Los trabajos se basan en las investigaciones de Óscar Burón y Juan Carlos Urueña, quienes dirigirán la intervención junto con los arqueólogos Olatz Villanueva (también miembro del Instituto Universitario de Historia Simancas) y Jesús Misiego.


El irlandés Hugh O’Donnell, ‘el rojo’, lideró la rebelión contra el gobierno inglés que desembocaría en la Guerra de los Nueve Años (1595-1603). Hijo del rey de Irlanda, tenía 15 años cuando fue secuestrado y recluido en Dublín como movimiento para evitar una alianza entre los poderosos clanes O’Donnell y O’Neill.  Cinco años después logró escapar y regresar para asumir los títulos de su padre.


Cuando comenzaron las revueltas contra los ingleses, Hugh O’Donnell se alzó como líder. Poco después se le unió el clan O’Neill.


En 1602 viajó a Valladolid, capital del reino, para entrevistarse con Felipe III. La abierta enemistad entre Inglaterra y una España que aún recordaba la afrenta de la Armada Invencible convertía al rey hispano en aliado natural de los irlandeses.


Sin embargo, en su espera para una audiencia real, O’Donnell perdió la vida en Simancas. Felipe III preparó su entierro con honores en el convento de San Francisco.


La Desamortización de Mendizábal se llevó por delante el convento franciscano, que tanta relevancia tuvo desde su fundación en el siglo XIII. El terreno ocupado por la orden franciscana ocupó desde la actual Plaza Mayor (Plaza del Mercado cuando se construyó el edificio) hasta la calle Montero Calvo y desde la calle de Santiago hasta Duque de la Victoria.

Comentarios